jueves, 30 de abril de 2009

Del rio


















He escuchado al rio cantar su amor
a las montañas y los valles
e impregnárlas con nueva vida,
mientras frívolo y esquivo
se va ha forjar nuevos caminos.

Su canto es un suave murmullo
lleno de secretos ancestrales.
Es la misma melodía que arrullo a los abuelos
y la que oirán los hijos de nuestros nietos.

Cuenta que la luna embelesada
quizo a ver su reflejo en sus aguas
y el sol al enterarse,
mostro su temperamento acalorado
y lo convirtió en vapor.
Al verse transformado en blanca nube
entro en concubinato con mismo cielo

Jura que nunca los dejara de amar
y siempre sera la fuente de vida.

Maria Fischinger@2009

No hay comentarios:

FEEDJIT Live Traffic Feed